Escribir en un blog personal

Escribir un blog personal

Ayer mismo, lunes día 8 de febrero, comencé a escribir este blog personal y empecé mi actividad blogueril, esto es algo que ya rondaba por mi cabeza en los últimos meses. Bueno, siendo exacto, es algo que he querido hacer desde el año 2003, pero es en los últimos meses cuando me he animado a comentarlo con amigos y conocidos, por aquello de saber qué opinaban.

Es curioso, de entrada, a toda persona a la que se lo he contado me ha mirado sorprendida, frunciendo el entrecejo y preguntando: ¿un blog personal? ¿y qué es un blog? Otros, en cambio, me han confesado que no sabrían de qué o sobre qué escribir si tuvieran un blog. Me han dicho que no ven una buena idea en eso de contar sus penurias y cosas (problemas) personales en abierto, para que todo el mundo las lea…

Decididamente, encuentro mucho desconocimiento sobre el tema. Veo muchos conceptos equivocados, muchos miedos y muchos prejuicios. Que tanto escepticismo exista en pleno siglo XXI y en plena era de la información me sorprende. Que me topara con escépticos en el 2003 podía entenderlo… ¡pero hoy en día!

Contenido para un blog personal

Gracias a Dios vivimos en un país plural, diverso y libre, por tanto uno puede hablar de lo que quiera y lo que le venga en gana, no se tiene por qué escribir de cosas muy personales si no se quiere, eso dependerá de la persona en sí misma que gestiona el blog personal.

Temas de los que hablar hay a porrón: ciencia, naturaleza, humor, cine, televisión, experiencia y/o anécdotas vividas, comida, recetas, trabajos, geografía, historia… en fin, qué te voy a contar. Yo creo que por escribir, uno puede escribir de lo que le venga en gana, siempre y cuando le divierta, le entretenga y crea que le aporta algo positivo.

Evidentemente no sabremos lo que nos aporta algo si no lo llevamos a la práctica, y en eso estamos. Pero vamos, que por lo que le he leído a otras personas, escribir un blog personal les ha traído más cosas positivas que negativas. Supongo que eso ya dependerá de cómo lo enfoques y cómo vayas llevando la dinámica y el tono de lo que escribas.

He pensado en personas y profesiones de estas chungas, que dices, ¡diantres! y este hombre ¿de que podría hablar en su blog? y siempre se me ocurren cosas divertidas y que darían juego. Y es que leer sobre experiencias y formas de pensar es todo un mundo.

Muchos dicen que los blogs están en crisis, que se están muriendo, que ya son cosas del pasado.

¿Y si nace un escritor?

Bueno, pensarás que estoy de coña, pero nada más lejos de la realidad. No lo digo sólo por mi. Tú mismo puedes aficionarte y acabar escribiendo un libro. Hoy en día son muchos los blogueros que han escrito ya algún libro, y muchos de ellos nunca pensaron ni se plantearon en hacerlo hasta que no fue pasando el tiempo y pensaron que, finalmente, se podría escribir o publicar un libro con mucho del contenido que llevaban años escribiendo en el blog.

Nunca está de más soñar si la dicha es buena. Todo es posible. Publicar un libro está al alcance de cualquiera hoy en día, tan sólo te hace falta tener algo que contar -repito, todos tenemos algo que contar-, que te guste escribir, que tengas tiempo, ¡y que tengas la santa paciencia de terminarlo, claro!

Pues ya sabes, si lees estas 4 palabras y todavía estás dudando, no esperes más, anímate, lánzate, aplícate, date una oportunidad. Si no lo intentas nunca sabrás si te gustará o no.

No tenemos crisis en los blogs, tenemos crisis en nuestros hábitos de lectura más bien…

Los blogs, ¿Se están muriendo?

Muchos dicen que los blogs están en crisis, que se están muriendo, que ya son cosas del pasado. Yo no lo creo así. Mi percepción es que los que estamos en crisis somos más bien nosotros. La gente lee cada vez menos, es menos colaborativa y menos participativa. Al menos, así lo veo yo.

Yo no conozco a nadie de mi entorno que lea asiduamente blogs o contenido online que no sea el de las redes sociales. Y eso no es lo mismo. No es lo mismo leer los textos que se publican en una bitácora o gestor de contenidos, que los que se publican en Facebook o Twitter…

Ahora, también he de aclarar que yo vivo en una recóndita aldea del norte de la isla de Tenerife, donde no abundan precisamente gente de mi edad y con un ordenador que usen para tareas diarias. Por tanto no puedo tener el mismo punto de vista de quién me pueda estar leyendo desde una gran ciudad, donde la gente seguro es más propensa a este tipo de “tecnologías” y a consumir su tiempo rodeado de dispositivos móviles y ordenadores.

Yo mismo he notado una bajada en el número de comentarios de blogs muy conocidos y seguidos, que donde antaño recibían 10 comentarios o más por entrada, hoy reciben apenas 3. Y eso no es culpa de quién escribe, no siempre. Es culpa de que quién consumía el contenido en los blogs, ahora tiene nuevos juguetes, Facebook o Twitter, y consume el poco tiempo del que dispone en ellas, en lugar de en donde se cuentan las historias. Una pena.

Resumiendo: no tenemos crisis en los blogs, tenemos crisis en nuestros hábitos de lectura más bien… Así que no te amodorres, si opinas igual que yo, si estás retrasando la experiencia, ¡no esperes más!

😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario