La vida

Últimamente se me pasa mucho por la cabeza aquello que decía Forrest Gump de “la vida es como una caja de bombones: nunca sabes lo que te va a tocar“. A mis años ya tengo claro que la propia vida se encarga de avisarte o prepararte para momentos duros que te tocarán vivir.

El problema surge cuando uno no está del todo preparado para ese aviso que la vida te tiene preparado y tampoco te consulta si estás preparado para vivir ese momento duro que te ha tocado por el devenir del destino.

Sea como fuere, supongo que así es la vida… ¡Como una caja de bombones!